SatanArise en Facebook
Crítiques, reviews, novetats de metal, discos, crítica i tracklist - Satan Arise
Canal de Youtube de Satan Arise Satan Arise Twitter Satan Arise Facebook

Frozen Crown + Prima Nocte Rock en Femenino (Torredonjimeno)

Serious Black Acapulco (Gijón)

Bonded Utopía (Zaragoza)

Eternal Idol + Knights of Blood Silikona (Madrid)

SDI Forum Celticum (A Corunha)

River Crow - Remains of a new life (2020)

River Crow - Remains of a new life
River Crow logo
España

Remains of a new life

Thrash / Groove Metal
7hard
2020


Temas

1.- Intro
2.- Little Bastard
3.- Hell Down
4.- Isolation
5.- Breaking Cowards
6.- Inside Me
7.- The Fall
8.-Madness and Road
9.- City of Sorrow
10.- Fly Away

Formación

Guitarra y Coros: Dani Zapa
Voz: David López
Bajo: Dani Ruiz
Guitarra Solista: Chema Fernández
Batería: Sergio Jiménez

Crítica

Cuando uno anda en la carretera pegado a las bandas (sin ser músico) termina teniendo una libreta con nombres de bandas, y apuntes, de recomendaciones que te dan otras personas. Y, al lado, uno, que no es músico, apunta referencias tipo “suenan a Pantera, pero más enojados”, y “son unos tipos de puta madre, currantes como perros”… Pues bien, resulta que mientras llegaba a Murcia, a cubrir el Aquelarre Metal Fest, recordé que RIVER CROW era parte del cartel y que al fin podría ver en directo a ese grupo que tantos escenarios estaba prendiendo fuego… algunos de renombre global, otros, los que más me importan, agujeros hediondos con mala fama, donde la peña Metal va cuando está cabreada. Abrieron esa noche, llevándose puesta a la gente, poniendo tanta intensidad Groove y Stoner-Core que, de ahí en más quien no subiera a escena con misiles teledirigidos estaría bastante jodido. El despliegue en directo, la fuerza, la forma de terminar derrotando a la gente en apenas 40 minutos, me dejo catatónico. Brillantes en directo, brillantes en el disco. Como si los kilómetros andados por España les hubieran sumado más odio, más podredumbre, y en este segundo L.P. “Remains of a new life” se las ingeniaron para comprimir su sonido, su forma de Ser.

El disco abre con cierta misericordia, una lenta y oscura melodía se convierte en la que te presenta una guadaña que te va a arrancar de cuajo tu cabeza. Entonces entra “Little bastard” para dar el primer puñetazo sobre la mesa y hacer que contraigas la mandíbula y crujas tu cuello sabiendo que algo oscuro está llegando. La fuerza de la batería y el bajo son, fundamentalmente, la primera línea, las melodías que van construyendo a lo largo del disco son tan armoniosas como los solos de guitarra. Eso lo vemos ampliado y proyectado en diferentes tramos de disco que no utiliza la velocidad para derrotarte, al contrario, es como un rompehielos que va destrozando icebergs de sangre, abriendo paso a unas guitarras que se complementan con feroces punteos y arrastradas melodías que rebotan contra la voz. Una garganta que salta sobre los breakdowns y transmite una suerte de hartazgo desde el pozo más profundo donde ninguna luz llega. No hace falta, no hay obstáculo que no sea derribado por la banda cuando entran todos a una.

Los mejores momentos del disco están en la utilización adecuada de ciertos efectos, el sonido es apretado, bien pensado y deja lentas amnistías de guitarras calmas, que de pronto se apagan para que la electricidad parta al medio cualquier ilusión de paz. Hay material para los que busquen técnica y precisión compositiva: “City of sorrow” “Breaking cowards” o “Hell down” son canciones que varían de un tempo a otro sin que te des cuenta, con bases y riff´s que sorprenden, y una voz aguardentosa que no se oculta y varía la profundidad a la hora de marcar territorio, corriendo a la par de las guitarras cuando hace falta, frenando cuando es necesario. Genial.

Luego otras para coleccionar y escuchar mientras se prende fuego el mundo “Madness and road”, “Inside Me” o el cierre a cargo de “Fly away” son para saltar desde el punto más alto del escenario en un doble mosh mortal. Y luego, una pieza simple y muy potente, instrumental, “The fall”… para observar con los primeros rayos del sol de un mal amanecer, otra botella indignada por su lánguido abandono… todo esto a través de gafas con lentes morados…

Hay un puñado de bandas en la escena actual española, por nombrar algunas, Osezno, Mano de Piedra o Montañeros de Kentucky, con fama de romper cuanto escenario pisan haciendo, simplemente, Metal. Como si algún demonio les hubiera venido de regalo en los miles de kilómetros que han cruzado… Si das más de 40 conciertos en un año pueden destrozarte y “gracias por haber participado”. O te enarbolan y te ponen en las listas de todos los medios. RIVER CROW, con su nuevo trabajo de “Remains of a new life”, son parte de este segundo grupo.

Sebas Abdala
28/04/2020

21/05/2020
Lady Morte
15/05/2020
Susan Power
30/04/2020
Elisa C. Martín
24/04/2020
Marta Sacri
16/04/2020
Queenie (María)
20/03/2020
Paty Delas
13/03/2020
Beka Biosques
20/02/2020
Elena Aznar
14/02/2020
Laura Moral
07/02/2020
Anna Vidal



Inicio Noticias Críticas Conciertos Crónicas Entrevistas Satan Arise
Licencia Creative Commons
Satan Arise por www.satanarise.com se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.