SatanArise en Facebook
Crítiques, reviews, novetats de metal, discos, crítica i tracklist - Satan Arise
Canal de Youtube de Satan Arise Satan Arise Twitter Satan Arise Facebook

Frozen Crown + Prima Nocte Rock en Femenino (Torredonjimeno)

Serious Black Acapulco (Gijón)

Bonded Utopía (Zaragoza)

Eternal Idol + Knights of Blood Silikona (Madrid)

SDI Forum Celticum (A Corunha)

Meden Agan - Erevos Aenaon (2011)

Meden Agan - Erevos Aenaon
Meden Agan logo
Grecia

Erevos Aenaon

Gothic / Symphonic Metal
Autoproducido
2011


Temas

1. Black Sky 02:47
2. All Seems Lost 03:30
3. Blinded By Faith 03:29
4. Tribute To Life 03:35
5. Dissolve Into Grey 04:28
6. Nemesis 05:21
7. From The Ashes Of Sin 03:21
8. Erevos Aenaon 03:30
9. Universe Unseen 04:09
10. From The Ashes Of Sin (Extended Version) 06:08
11. Dissolve Into Grey (Extended Version) 06:33
12. Tribute To Life (Extended Version) 07:35

Formación

Voces: Iliana
Guitarra: Diman
Bajo: Aris
Teclados: Apostolos
Batería: Ploutarxos

Crítica

Hace tiempo que quería escuchar una banda griega que comenzó a despuntar en este último año entre el mundillo del metal sinfónico y que participará en el prestigioso y exclusivo Metal Femmale Voices Fest en Bélgica. Su nombre: Meden Agan y su sello de identidad es su cantante Iliana Tsakiraki, una chica grande como las que nos acostumbramos a ver en la ópera. Formados en 2005 en París por el guitarrista Diman Koutsogiannopoulos y con dos demos y un disco que pasaron más o menos desapercibidas, la banda finalmente saca en el 2011 su segundo álbum Erevos Aenaon.

Con un gran “hype” mediático en el que todo el mundo habla de esta banda y se pasan de boca a boca rápidamente en este último año, debo admitir que la escucha resulta un poco decepcionante.

Antes de empezar a hablar de las canciones en sí, debo detenerme en la producción. No es que sea de mala calidad, ya que esta puede calificarse dentro de lo que puede ser una “producción decente”, el problema está en la grabación de las guitarras. Hay un error de novato que cometen todos los guitarristas jóvenes que acaban de empezar a tocar, que es ponerse la ganancia del efecto de distorsión al máximo, ya sea de su pedalera o de su amplificador. Esto se debe principalmente a dos cosas: a que piensan que así sonarán más potentes y a que la ganancia cubre buena parte de las deficiencias al tocar cuando se está empezando. Si uno mira cualquiera de las bandas más potentes del momento, no usan una ganancia más alta que la de una banda de rock. A más ganancia, más difuso es el sonido, más pierde el sonido real de la cuerda de la guitarra y más pierde su efecto percusivo que es lo que le puede dar potencia al sonido (combinado con una buena batería y bajo). Con mucha ganancia, por mucho que haya una batería potente, suena como a darle con un palo al agua y no como darle a una cañería, si se entiende el ejemplo. Pues bien, esto es lo que pasó aquí. No sé si por una mala decisión del productor o una mala decisión de los músicos, pero la distorsión de las guitarras es excesiva. Es lo primero que me llamó la atención del disco y muy negativamente. Suena sucio, con un sonido “fuzzy”, como se dice en música, y muy poco nítido.

En cuanto al estilo de la banda hay otra cosa que creo que hacen mal. Ellos se describen como “sinfónico y progresivo”. Pues bien, dejadme corregirlo: sinfónico sin más. No existe un solo elemento progresivo en todo el disco así que no entiendo por qué usar dicha etiqueta más que para atraer a un público que luego no va a encontrar nada de lo que buscaba en ese estilo.

Pasando a las canciones en sí, el disco comienza con “Black Sky” que aún no sé si es una intro del disco o una primera canción. Es una cosa rara entre medias. Un corte de tan solo 2:46 en el que solo la intro dura 1 minuto y algo. Sigue un verso interesante y luego algo que supongo que es un estribillo pero que parece un puente, y otra vez el verso y ese “puente” y cuando crees que el tema seguirá con un estribillo de verdad o un interludio o un solo, se acaba sin más. No hay mejor expresión para describirlo que “WTF?”.

El segundo “track” es “All Seems Lost”. Probablemente el tema que más ha promocionado la banda con su videoclip y, efectivamente, uno de los que se salva del disco. Un estribillo pegadizo, un buen puente en donde Iliana empieza a dar muestras de su calidad vocal lírica y todo muy correcto.

El orden de las siguientes canciones no sé si está elegido por alguna causa conceptual o porque la banda de verdad creía que eran tan buenas como para estar entre los 4 primeros puestos del disco, pero la verdad es que no lo son.

“Blinded by Faith” comienza con un riff que, se supone, debe ser potente por cómo va con la batería, pero que como ya expliqué atrás, se queda en “chapoteo” por el sonido sucio de las guitarras. Un estribillo que suena algo como el famoso “Wishmaster” (“Master! Apprentice!...”) de Nightwish pero en versión “meh”. Nada motivador ni para cantarlo.

Le sigue otro tema anodino: “Tribute to Life”, este con unos toques más arabescos o egipcios pero, al igual que el otro, no te motiva a cantar o tararear ni un solo trozo de la canción.

Por fin llegamos al quinto tema, “Dissolve Into Grey”, que afortunadamente es otro de los buenos. Desde el primer segundo, el estribillo te hace saber que este sí es de los que motiva a cantar y, cuando más adelante se repite con todos los instrumentos, tanto el ritmo como la melodía son muy emocionantes.

Y sin comerlo ni beberlo ya se ha superado el ecuador del disco. ¿Y sabéis cuánto tiempo ha pasado? Pues poco más de un cuarto de hora en 5 temas (lo que viene a durar una sola canción de una banda progresiva de verdad, vamos). Un promedio de 3 minutos por tema. Sí, lo sé. Demasiado poco.

El caso es que justo en esta segunda mitad del disco es cuando empieza a haber temas un poco más largos, como el sexto, “Nemesis”, de 5:20. El problema es que ninguno es rescatable, por lo que, además de insustanciales, se hacen tediosos. Este en concreto tiene voz gutural y mucha tralla pero pocos riffs recordables y un estribillo con una melodía de voz bastante mala. También en esta segunda mitad del disco empiezan a resolverse los estribillos con “ooooooooooh aaaaaaaaaaaaaah oooooooooooh” en lírico sin más. ¿Para qué romperse la cabeza con letra?

En “From the Ashes of Sin”, con un comienzo muy “Nightwishero” y un verso que en principio parece prometedor, el estribillo se vuelve a resolver con “oooohs aaahs ooohs”. Cargante cuanto menos.

El octavo corte da nombre al disco “Erevos Aenaon” comienza potente y con guturales como pasaba dos canciones atrás, pero como adolece la mayoría del disco, no tiene ningún pasaje que incite a ser cantado o tarareado si quiera.

Y para terminar, la balada “Universe Unseen”. Si tuviese que salvar tres temas, aparte de los otros dos buenos citados más atrás, sería este. Es bonita y el estribillo engancha. Es un buen cierre de disco. Quizá la única elección inteligente en cuanto al orden de las canciones.

Y tras poco más de media hora, se terminó el disco. ¿O no? Estos chicos añaden unos cuantos temas de los que ya escuchamos en “versión extendida”, lo cual me hace pensar: ¿por qué no haberlos metido sin más ya extendidos y usar las versiones cortas para radios? Pero al escucharlos ciertamente tampoco contienen nada muy interesante. De hecho “Dissolve intro Grey” tiene una intro ridícula de guitarra que estropea el buen inicio de la canción en su versión corta.

Producción: como ya dije, no es una mala calidad de producción, pero el fallo garrafal con las guitarras ensucia todo el disco.

Composición: dos o tres temas medio buenos no salvan lo mediocre de los otros seis. En España tenemos talentos mil veces mejores compositivamente y que se comen dos mierdas por ser de donde son.

Interpretación: las guitarras son de un nivel limitado. La batería correcta, los teclados también. Destaca Iliana con una voz dulce, agradable y con un buen nivel lírico.

Lo mejor: Iliana sin duda es lo mejor de esta banda. La amo por ser como es. En este mundo en el que cada vez destacan más las cantantes por su físico y no tanto por su talento vocal, Iliana es una chica grande y muy orgullosa de serlo. Su imagen es impactante y su voz es deliciosa. Se merece mejores canciones.

Conclusión: bravo por estos chicos si están consiguiendo levantar la cabeza tal y como está el mundo de la música (y más tal y como está en Grecia, su país), pero me queda claro que en este mundo, por encima del talento en importancia, están los contactos. Si no, no se explica su promoción con un disco tan mediocre. ¿O será que basta con sacar uno o dos temas buenos? Y de ser así, ¿en qué situación deja eso al concepto de disco con muchos temas tal y como lo conocemos?

Os diría que mejor adquirieseis en iTunes sus dos o tres mejores temas y os ahorraseis más de 10€. O a las malas que los escuchaseis en Spotify. Lamentablemente la banda ha decidido no estar en ninguna de estas plataformas digitales, concentrándose en vender su disco en formato físico. Lástima por ellos porque, al menos por mi parte, no os aconsejaría comprarlo.

Guillermo Riesgo
17/08/2012

21/05/2020
Lady Morte
15/05/2020
Susan Power
30/04/2020
Elisa C. Martín
24/04/2020
Marta Sacri
16/04/2020
Queenie (María)
20/03/2020
Paty Delas
13/03/2020
Beka Biosques
20/02/2020
Elena Aznar
14/02/2020
Laura Moral
07/02/2020
Anna Vidal



Inicio Noticias Críticas Conciertos Crónicas Entrevistas Satan Arise
Licencia Creative Commons
Satan Arise por www.satanarise.com se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.