SatanArise + Ondas Subversivas Radio
Crítiques, reviews, novetats de metal, discos, crítica i tracklist - Satan Arise
Canal de Youtube de Satan Arise Satan Arise Twitter Satan Arise Facebook

TBA Hebe (Vallekas)

Ravenblood Garage (Salou)

Frantic Amber + Expel the Grace Transylvania (Vigo)

Iron Savior + Even Flow + Wicked Inc. Paberse Matao (Sedaví (Valencia))

Iron Savior + Even Flow Sir Laurens (Oviedo)

Legado de una tragedia - Legado de una tragedia III (2016)

Legado de una tragedia - Legado de una tragedia III
Legado de una tragedia logo
España

Legado de una tragedia III

Symphonic Metal
Autoproducido
2016


Temas

1. El mundo de los sueños 08:09
2. La bestia de ojos dentados 06:07
3. La maldición del manuscrito 07:03
4. Corazones marcados por la traición 06:16
5. El resurgir de los dioses caídos 04:52
6. El pecado de la eternidad 06:27
7. Las aventuras de Arthur Gordon Pym 01:02
8. El demonio de la perversidad 06:07
9. Epitafio del destino 07:49
10. El peso del perdón 06:19
11. Descansa en paz 07:23
12. El lamento del hombre de arena 01:54

Formación

Joaquín Padilla, Leo Jiménez, Tete Novoa, Ronnie Romero, Corintio, Miguel Angel Franco, Israel Ramos, Chus Herranz, José Cano, Alfred Romero, Ignacio Prieto, Manuel Escudero, Jorge Berceo, Roberto Castiglioni, Fran Vazquez, Carlos Sanz, Zyrus, Rubén Kelsen, Charlie López, Gabrielle de Val, Javier Lucia

Baterías
- Carlos Exposito, Andy C., Adrián Romero
Bajistas
- Fernando Mainer, Dani Fernandez, Jose Pineda, Diego Miranda
Guitarristas
- Abel Franco, Pablo Garcia, Paco Ventura, Alberto Marin, Javier Nula, Manuel Seoane, Adrian Phoenix
Teclistas
- Javier Diez, Manuel Ibañez, Txema Cariñena

Crítica

El señor Joaquín Padilla, polifacético músico, multi-instrumentista y compositor, empezó con la trilogía de Legado de una Tragedia allá por el 2008 (posiblemente con anterioridad) con una obra que mantenía una idea excelente pero que quizá adoleció un poco de medios y quedó "solo" como un gran disco. Con una buena aceptación, pero tampoco rimbombante contenía algunos temas dignos de mención aún hoy en día y ya un elenco de vocalistas de auténtico lujo.
En el año 2014, la segunda parte mucho más ambiciosa nos dejó uno de los mejores trabajos del año con memorables melodías y composiciones complejas. Sigo pensando que le faltó fuerza en la percusión pero sigue siendo un habitual en mi reproductor. Hoy, tenemos como culminación una obra maestra, escrita y pensada para una orquesta sinfónica como apoyo. Apoteósico!

La verdad es que el trabajo que nos deja esta culminación final es sencillamente admirable a todos los niveles: historia, música, composición, ejecución...impresionante.
Joaquín comentó que a la hora de componer cada linea vocal, que es de lo que más destaca, ya estaba pensando en quien podría interpretar a cada uno de los personajes y en función de eso escribía cada pasaje. Pero esto va mucho más allá, porque lo que nos deja es que pensó en los mejores vocalistas del país y escribió lineas vocales donde más lucen, donde más partido pueden sacar a su voz, y lejos de ponerlo fácil, llevándolos en muchas ocasiones al límite.
¿Qué quiere decir esto? Que no tenemos únicamente a, por poner un ejemplo a Migue de Saurom o a Tete Novoa. Sino que tenemos al mejor Migue y al mejor Tete, luciendo. Y esto vale por ellos y por Jose Vicente Brosseta de Opera, Isra Ramos de Alquimia y todos y cada uno de los intérpretes vocales que aparecen desde el primero al último.

¿Qué más implicaciones tiene? Una muy importante es el regreso a lo más alto de Leo Jiménez que llevaba tiempo sin lucir como lo hace en este trabajo regresando al olimpo de los vocalistas y es que Joaquin le ha escrito unas lineas de voz que Leo interpreta con maestría, reclamando de nuevo su cetro.
Otro hecho importante y que me alegra mucho es la inclusión de nuevo del propio Joaquín con mucho protagonismo en el papel de Morfeo. Ya en la primera parte tiene un papel interesante firmando uno de los mejores duetos vocales que me vienen a la cabeza con el propio Leo con el tema de "No Quiero Morir" pero en la segunda su protagonismo bajó de manera notable. Merece tener protagonismo interpretativo tras firmar unas composiciones dignas de un genio loco, de una figura dentro del panorama nacional.

La historia en sí, se retoma donde se quedó en la segunda parte, siendo Morfeo el que rescata a Poe del infierno y llevándolo al mundo de los sueños donde en el tema inicial "El mundo de los sueños", se le informa que se tiene que enfrentar a sus propias creaciones.
El tema inicia con una orquestación y un coro que se arranca en latín con la mencionada orquesta protagonizando una hazaña épica dentro del metal de este país. Presentación en castellano y estallido en el primer tema propiamente en sí.
Guitarras contundentes, potencia y primer duelo vocal sencillamente sublíme: El mejor Leo (Poe), con la voz prodigiosa más que válida para el mejor metal del propio Joaquín, en el papel conductor de Morfeo.
Muchísimas dosis de buen metal, adornado con unas melodías que si somos capaces de discernir, nos cuentan musicalmente la historia. Por un lado las lineas de voces, por otro lado la instrumentalización en modo metal y finalmente la linea orquestral. Todas se podría escuchar por separado y serían igualmente espectaculares. La conjunción de ellas de manera redonda, es lo que dota de magistralidad al conjunto.
Como he comentado intervenciones lujosas como son Migue en el papel de Lucién, evocando los mejores temas de Saurom. Y estribillo brillante que penetra en tu cerebro y cantas como un poseso pues es altamente pegadizo.
Llama la atención una intérprete femenina personificada en la persona de Chus Herranz, quien defiende un papel de Virginia que ya en su día le tocó hacer a Patricia Tapia, de manera excelente.
Mención especial a la intervención de Israel Ramos, vocalista nacional de moda por derecho propio, tras saltar de Amadeüs a Alquimia.
El final instrumental con la ejecución de lo que creo es un xilófono, me parece tan brillante, que se convierte en uno de mis pasajes favoritos de todo el trabajo.
Los coros que se pueden escuchar a lo largo y ancho del trabajo no son casuales y estoy convencido que han estado escritas linea a linea para conseguir una majestuosidad y una excelencia, muy lejana a los gritos hoolligans de campos deportivos escuchados en algunos trabajos, básicamente de otros géneros.
Los cánones y dobles e incluso triples voces son también una constante, pero con un gusto y un resultado que eriza la piel en todas y cada una de las escuchas que hagas, no importa cuantas sean.

"La Bestia De Los Ojos Dentados" fue el tema que usaron para presentar el trabajo en sociedad. Una opera en toda su magnitud coge las riendas vía Migue de Saurom, a quien le encaja su papel como un guante. Cuenta con la presencia de un siempre increíble José Brosseta de Opera Magna y un nuevamente lúcido Joaquín Padilla quien no desentona en absoluto entre los mejores vocalistas de metal del país.
El tema, power metal pegadizo, con unos coros de nuevo excelentes y donde los cortes con dobles voces vuelven a hacer las delicias de un temazo en toda regla. Puedes saborearlo sobre estas lineas.

El segundo tema que vio la luz al público fue "La Maldición Del Manuscrito". El inicio completamente instrumental con la orquesta marcando lo que será el tema principal nos deja ver la grandeza del proyecto. Uno de los cortes más pegadizos en los que destaca la participación por primera vez de Jorge Berceo de Zenobia y Fran Vázquez de Cherokee quien rasga su voz hasta registros escalofriantes. Impresionante, como ya he comentado Leo en todo el trabajo y protagonismo en este arranque por parte del señor Israel Ramos.
De la parte metal instrumental se encargan auténticas bestias. Las batería las golpean con arte, Adrià Romero de Opera Magna, Andy C de Lords of Black y Carlos Expósito de Leo Jiménez. Reconocidos amos de las baquetas, platos y cajas que dan la talla elevando la calidad del trabajo.
Musicalmente nos encontramos de nuevo con tres vertientes claramente separadas y aunadas con maestría. Muchísima melodía y como resultado una obra maestra sin lugar a dudas.

"Corazones marcados por la traición" es el tema de inicio pausado en el que luce la presencia y la vigorosidad de la voz de Ronnie Romero encarnando la figura de La conciencia de Poe.
Preciosos duetos con Chus Herranz en la figura de Virginia y Morfeo (Joaquin) quien tiene el atrevimiento de demostrar estar a la altura, vocalmente, para compartir dueto con el actual cantante de Rainbow.
El tema deja su corte de balada para acelerarse en el estribillo. La duración de cada uno de las pistas es lo suficientemente larga para dar giros, vueltas y enroscar y desenroscar la melodía dando cabida a diferentes estilos y tempos, aunque no me atrevería en ningún caso (prácticamente) de catalogarlo de progresivo. La descripción perfecta es la de opera Metal, sin duda.

Corte completamente diferente y original el siguiente llamado "El resurgir de los dioses caídos". José Cano de Centinela, una de las voces presentes en las tres obras, pone su original estilo y timbre al servicio de la Destrucción, jugando con Roberto Castiglioni de Beto Vázquez Infinity. Una muestra más del porqué merece la categoría en mayúculas de opera. Ignacio Prieto también ofrece su grano de arena, aportando otra visión vocal.
Excelentes también los músicos que se encargan del bajo: Diego Miranda, Jose Pineda (Cherokee y Snake Eyes), Dani Fernández (Dark Moor), ... lo mejor para una gran obra!

"El pecado de la eternidad" vuelve a arrancar con protagonismo claro de la orquesta dando la vez a Tete Novoa quien pierde protagonismo en El Mundo de los sueños. Impresionante el doble timbre usado por Tete, volviendo a demostrar que es uno de los mejores vocalistas y más en forma actualmente de este país!
Excelente duo de nuevo con Leo aunque si añadimos de nuevo a Joaquin y al señor Brosseta nos encontramos de nuevo con un tema digno de ser single por su melodía, su mezcla con la orquesta o lo pegadizo del estribillo. Excelente corte que cuenta con el solo de guitarra de Alberto Marín de Khaotic. Intervienen en las guitarras también Abel Franco y hay firmas de solos de JF Nula de Opera (impresionante su técnica), Paco Ventura, Adrián Phoenix, Pablo García de Warcry o Manuel Seoanee. Elenco de monstruos de las seis cuerdas!!
Me doy cuenta que no son tantos los discos de metal en los que se hacen dobles voces con distinta letra o cánones y el resultado final, ciertamente es excelente!

"Las Aventuras de Arthur Gordon Pim" es un tema instrumental donde Txema Cariñena le da rienda suelta al piano (es el encargado en todo el disco de él) y donde la melodía de cuerda a cargo de Belén Zanetti y Maya Valentinova son sencillamente sublímes con mucha delicadeza.
Con este corte se cierra el primer acto, baja el telón y cogemos aire para la consumación: "El demonio de la perversidad" es el arranque del final de la trilogía.
Ronnie como conciencia vuelve a cobrar protagonismo La muerte Roja, jugando con Grabielle de Val con el papel esta vez de Desespero. Debut en la trilogía de un vocalista potencialmente llamado a la primera linea como es de Rubén Kelsen de Debler, el cual nos muestra destellos de una calidad vocal innegable (escuchad el álbum debut de Debler, espectacular!)
Debut también de Carlos Sanz de Dünedain como Roderick Usher, el cual nos muestra diferentes registros vocales, obsequiándonos incluso con toques de tenor y sorprendiéndonos como ha hecho con el último trabajo de Dünedain!
Charlie López de Bon Vivant, también nos deja su granito en modo de Anciano entre la multitud, contrastando con los guturales de la Muerte Roja encarnada por Zyrus de Kaothic.
Mención especial al coro formado por todos ellos quien estoy completamente seguro ha tenido como coro cada uno su linea vocal escrita por separado consiguiendo un coro con un resultado de alto voltaje, dinamismo y calidad suprema.

Otro de los temas maestros para mi, es "Epitafio del Destino". Melodías ya con acordes en absoluto planos, saliéndose de mayores y menores y donde brilla en su inicio la voz de Manuel Escudero, como Sr. Vhaldemar.
Alfred Romero en la forma de Tánatos, es otro de los vocalistas elegidos para formar parte de las tres partes del Legado de una Tragedia, el cual contrasta su voz con Jose Brosseta y Joaquin Padilla de manera sublime.
Épica, dureza, riffs pegadizos y potentes se mezclan para dar pie a otro de los temas clave. Presencia de Javier Lúcia en la forma de Azrael.

Y llegamos a una especie de balada/medio tiempo que es de lo que más me ha llamado la atención dentro de la obra. "El peso del perdón", con el piano como protagonista inicial, deja que Leo luzca como hacía tiempo que no lo hacía, en frases menores con un pre-estribillo mayor que no deja de recordar a cantos de las mejores pelícuolas de Disney. Espectacular, pero si ya lo era en sí mismo, nos giramos con fuerza a menores y disminuidos que destilan tristeza, dolor y melancolía con Virginia (Chus Herranz). Obra maestra musical en todo su esplendor, más allá del estilo, superando y dejando atrás si es metal o rock,..., sencillamente música MUY BIEN construída para todos los públicos y digo TODOS.

Último gran tema que va recordando que esta grandísima obra es finita y es "Descansa en Paz". Una flauta dulce y una guitarra acústica a cargo de Borja Montenegro nos dejan una introducción preciosa y suave. Pero la épica tiene su espacio para finalizar con este tema, lento pero con fuerza y cerrando el círculo narrado hasta el momento. Ronnie, Tete, José Brosseta, el señor Escudero y Txus Herranz junto al propio Joaquín son los encargados de dotar de majestuosidad el cierre de la obra, creo que puedo decir inigualable.
También increíbles las colaboraciones en los teclados como son las de Javí Díez o Manuel Ibañez. Vamos, lo mejor y más reconocida a nivel nacional.

La verdad es que si se paga bastante más de 100€ por ver el musical del rey León (lo he hecho y bien pagado están) o incluso por un musical de Mecano, llevar esta trilogía al teatro en forma de actuación bien valdría ese precio y mucho más y bien a gusto que lo pagaría. Lástima que el consumidor de metal no da el perfil y en el mejor de los casos (que yo ya firmaría ahora mismo), con suerte y si se alinean los astros, podamos llegar a conformarnos con una actuación al estilo de Avantasia (que disfruté como enano, valga decir). Pero la obra está a la altura de grandes teatros de la capital y otras grandes ciudades, sin duda, trascendiendo el formato físico de estudio.

"El lamento del hombre de arena" es el perfecto epílogo, con el tema inicial de la obra, al piano Txema Cariñena y la voz dulce y rota para el cierre del propio Joaquín cerrando un capítulo muy brillante dentro del metal nacional con un proyecto de una envergadura muy grande y con un éxito más que merecido, aunque quizá debería trascender el género y llegar a un abanico de público mucho más amplio dada la calidad atesorada y creciente de todas y cada una de las tres obras.

Una vez acabada esta reseña, mi más profunda admiración y respeto hacia el señor Padilla por haber creado semejante trilogia. El metal de este país merece tener obras de este nivel, que engloben a lo mejor que tenemos para catapultar un poquito más el género y reivindicar la calidad existente.

Víc Salda
21/11/2016

Satan Arise

Inicio Noticias Críticas Conciertos Crónicas Entrevistas Satan Arise
Licencia Creative Commons
Satan Arise por www.satanarise.com se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.