SatanArise en Facebook
Crítiques, reviews, novetats de metal, discos, crítica i tracklist - Satan Arise

Suscríbete aquí!


Kabrönes + Dragonfly + Jaleo Auditorio Julio Iglesias (Benidorm)

Prehistoric War Cult + Bloodsoaked Necrovoid + Opositor + Trollcave Sala Los Trecers (Sant Adrià del Besós)

Heavy Pettin Silikona (Madrid)

Alestorm + Saurom + Stratovarius + Rata Blanca + Wind Rose + Tyr + Equilibrium + El Reno Renardo + Kalmah + Ars Amandi + Eihwar + Linkoln Park + Oceans Ate Alaska + Brian Downey + Evil Invaders Zona polideportiva (Villena)

The Slavers + Motörhits + Black Torth Grin Salamandra (L'Hospitalet (Bcn))

Bruce Dickinson - The Mandrake Project (2024)

Bruce Dickinson - The Mandrake Project
Bruce Dickinson
Bruce Dickinson logo
Reino Unido

The Mandrake Project

Experimental Metal
BMG
2024


Temas

Afterglow Of Ragnarok
Many Doors To Hell
Rain On The Graves
Resurrection Men
Fingers In The Wounds
Eternity Has Failed
Mistress Of Mercy
Face In The Mirror
Shadow Of The Gods
Sonata (Immortal Beloved)

Formación

Voz: Bruce Dickinson
Guitarra, bajos y producción: Roy Z
Batería: Dave Moreno
Bajo: Tanya O'Callaghan
Teclados: Mistheria
Guitarra en directo: Philip Naslund
Guitarra en directo: Chris Declercq

Crítica

Soy fan de Bruce Dickinson y de IRON MAIDEN desde que comencé con todo esto de ‘ser heavy’. Mi primer disco de los británicos fue el “Seven Son of a Seven Son” y flipé con la manera de cantar del tito Bruce. Qué deciros luego cuando me adentré a conocer trabajos anteriores de la banda, cuando escuché el “Fear of the Dark” o el “Balls to Picasso”. Para mí, Bruce es uno de los mejores vocalistas de nuestro género de todos los tiempos. Y no solo por el chorro de voz que ha tenido, sino por cómo lo ha mantenido (y lo mantiene) hasta el día de hoy. Para muestra la gira “The Future Past World Tour” que cubrimos desde Satan Arise el verano pasado. Pero hoy nos toca hablar de este nuevo trabajo llamado “The Mandrake Project”.

Los medios especializados llevamos ya unos meses como locos esperando la salida de este nuevo álbum de Bruce Dickinson, ya el séptimo desde ese “Tattooed Millionaire” de 1990, sin saber muy bien con qué nos íbamos a encontrar, puesto que el de los MAIDEN ha hecho siempre lo que le ha dado la gana en cuanto a su carrera en solitario se refiere, alejándose del sonido de la Doncella de Hierro y haciendo en cada momento lo que su propio criterio, y el fin, le ha dictado. Para este nuevo trabajo se ha acompañado de Roy Z para las guitarras (aunque Bruce ha grabado alguna parte de guitarra acústica), los bajos y la producción; de Dave Moreno a la batería, de Tanya O'Callaghan (para la futura gira y los videos al bajo) y de Giuseppe Mistheria en el teclado.

Así pues, “The Mandrake Project” se presenta como un ambicioso proyecto que engloba diferentes artes, la música y el cómic, y creo yo que también el cine, como iremos viendo; además de presentarse como una novela gráfica en formato de trilogía y que constará de 12 episodios. Dickinson nos ha afirmado en diferentes entrevistas ofrecidas a los medios que “The Mandrake Project” es un disco que hace de banda sonora a la novela gráfica del mismo nombre. Una historia llena de sexo, drogas y violencia que narra las peripecias del Dr. Necropolis, quien está en la búsqueda de su propia identidad y se ve involucrado en el Proyecto Mandrágora. Esperemos que en breve podamos tener dicha novela en nuestras librerías especializadas y en nuestra lengua.

Vayamos al disco “per se”. La primera canción, “Afterglow Of Ragnarok”, que habíamos podido escuchar como adelanto de su primer videoclip, es un tema oscuro. En cierta medida, me recuerda al ‘Doom’ de BLACK SABBATH y a esa idea de trasladar a la música rock las sensaciones del cine de terror de serie B, tan de los 70 y los 80. Por otro lado, estamos ante la escenificación (por supuesto, en el videoclip, que tanto nos recuerda a “Can I Play with Madness?”) de lo que luego podemos ver en el comic. El ritmo machacón de la canción, deja paso a un interludio que nos saca, a mi parecer, del tema, para que nos centremos en el clamor de las preguntas retóricas: “¿Cómo podré…?” y nos sumerjamos en el estribillo de la canción. Se nota que estamos frente a una historia compacta y que nos presentará la esencia de este Proyecto Mandrágora y a sus protagonistas.

El siguiente tema, “Many Doors to Hell”, continúa con ese tono oscuro, aunque estamos frente a una canción de tono diferente. En cuanto al tratamiento de la letra, con Dickinson siempre cargadas de sentimiento, estamos frente a una súplica hacia un Dios que nos conduce a las puertas del infierno. La manera en cómo está construida la pieza musical, me recuerda a los grandiosos GHOST: estructura simple, muy conceptual y con un riff de guitarra muy rockero, que sirve de base para toda la canción, además de voces dobladas y de carácter más narrativo. Ojo a los teclados que ya en este segundo tema se erigen como la base principal del disco. “Rain On The Graves” es la tercera canción, el segundo adelanto y el segundo videoclip de Bruce Dickinson y su Proyecto Mandrágora. Volvemos a la idea del cine de terror, primordial para entender este álbum, con un videoclip que comienza con subtítulos en blanco sobre fondo negro y con formato B/N para ponernos en situación de lo que se nos está contando. Nuevamente, tenemos una cita del poeta romántico William Blake. ¡No hay más preguntas señoría!

Esta tercera pista, comienza, nuevamente, con un ritmo de guitarra machacón que se ve acompañado de una batería que marca a negras con el bombo para acompañarnos, y dejar pasar a un estribillo que se repite y se nos mete en lo más profundo de nuestra conciencia. El ritmo, los interludios y la estética del videoclip, nos conducen indudablemente al “Fausto” (1926) de Murnau. Fíjese el lector que la historia del Dr. Necropolis no está muy lejana a la de aquella que nos contó Goethe. Nuestro predicador Dickinson también firmará un contrato con el Diablo dejando a Su merced su alma inmortal. El B/N desaparece en el momento en que el Predicador deja paso a Bruce y a la banda que lo acompaña, aunque la estética y la imagen nos recuerdan a un escenario de títeres. No sé si entresacar la interpretación tan faustiana de que los hombres somos unos títeres a merced de los grandes poderes que mueven este mundo: el Bien y el Mal. ¿La esfera que se rompe al final del videoclip será la de ese “Can I play with madness? The prophet stared at his crystal ball”?

La siguiente canción, “Resurrection Men”, comienza con una guitarra limpia, acompañada del charles de la batería y con un ritmo que nos traslada a una banda sonora de Ennio Morricone, que se irá diluyendo para dejar paso a un tema cambiante, que puede llegar a confundirnos si no paramos mucha atención a lo que estamos escuchando. A mi modo de ver, parece el acompañamiento de un musical que nos cuenta diferentes partes de una historia y que utiliza diferentes ritmos para ponernos en situación. Muy ‘stoner’, muy BLACK SABBATH.

“Fingers In The Wounds” es el tema que viene a continuación y, sorprendentemente, el más corto del álbum. Creo que hasta aquí o te está gustando el disco o ya has desconectado y no entiendes bien qué te está presentando este Señor, pese a que este es, quizá, el tema con menos sorpresas. Muy al estilo de los nuevos MAIDEN, pero obviamente con la diferencia que aquí nos acompaña un piano que está presente en toda la canción y que le da un giro de 180 grados a la cosa. Además, los tonos más étnicos nos trasladan a “Las Mil y una noches” con un global de lo más épico y nos enlazan con la sorpresa del disco, “Eternity Has Failed”, que sigue con esta línea étnica, incorporando, incluso, una flauta. Esta canción ya la conocíamos del disco “Book of Souls” de IRON MAIDEN, pero estamos frente a una versión primigenia que nos cuadra más con el espíritu de Bruce Dickinson. Muchos se preguntarán el porqué de volver a editar una canción que ya había aparecido unos años atrás. Pues porque aquellos que crean, buscan siempre la perfección de su obra. Y me apuesto mi hombría a que Buce no estaba del todo satisfecho con el resultado de esta canción y quería volver a presentárnosla desde su particular punto de vista, bastante diferente del de los MAIDEN de Harris.

Seguirá “Mistress of Mercy”, tema contundente con un bajo metalizado bien marcado. El riff es pegadizo, junto con un estribillo fácil de digerir. La canción en general es menos cambiante que las sucesoras y eso se agradece y nos devuelve al disco. Suena fresca y con un guiño a MAIDEN en cuanto a los arreglos de guitarra, que podemos ir escuchando a lo largo del tema, y a la voz, que tiene esa garra tan MAIDEN años noventa. “Face in the Mirror” es, quizá, la balada que faltava. Tema sentido con base instrumental compuesta por piano, bajo y batería, a la que se sumará las guitarras paulatinamente. Estamos ante Bruce Dickinson en estado puro. Con “Shadow of the Gods” el piano vuelve a ser el protagonista de la composición. Canción tétrica y sentida que va caminando con lentitud y que contra más avanza, más mística se torna; para llevarnos a un cambio de tercio con un ritmo mucho más rockero y machacón, con unos coros bastante ‘thrasheros’, y que hará las delicias en los futuros conciertos. Para finalizar, nos topamos con “Sonata (Immortal Beloved)”, el tema más largo de todo el álbum, con cambios constantes y melodías que fluctúan en partes más sinfónicas y otras más rockeras. Es un tema que avanza progresivamente, para llevarnos a un clímax final en la explosión de las guitarras, más rápidas y cañeras, que acaban soleando hasta el fin. ¿Es casualidad que este último tema lleve por título ‘Sonata’, la composición por excelencia de Beethoven, y ‘Immortal Beloved’, título de la película con el mismo nombre sobre la vida de Ludwig van Beethoven, que dirigió Bernard Rose en 1994? Muchas casualidades veo yo ya en este nuevo disco de Paul Bruce Dickinson.

En cuanto a la novela gráfica decir que tiene guion de Bruce Dickinson y Tony Lee y dibujos del artista Staz Johnson, además de portadas de Bill Sienkiewicz, que muchos conoceréis por su trabajo en Marvel con la serie de “El Caballero Luna”. Por ahora, podemos encontrar tres formatos que varían en precio y en el lujo de la edición y, obviamente, desde únicamente el cómic, hasta certificados de autenticidad y mil historias firmadas. La portada del cómic y del disco tienen cositas en común. A remarcar la moneda cuya inscripción ya hemos mencionado, “Morte capti, no cardecere”, con una mandrágora en medio y dos fechas 1941 y 1968, entre las que hay una diferencia de 27 años, número que en el ocultismo se considera una cifra de protección y guía espiritual.

Sin lugar a dudas, el nuevo trabajo de Bruce Dickinson va más allá de lo que ‘a priori’ podamos imaginar. No es solo un disco y no es apto para todos los públicos. Es una obra conceptual y ecléctica que une música, cómic, cine y muchísimo más. No en vano se cita a William Blake en numerosas ocasiones, puesto que este estaba considerado el artista total, muy en la línea de las enseñanzas de Wagner, quien nos hablaba de la “Gesamtkunstwerk”, aquella obra que podía englobar más de una disciplina artística. Este “The Mandrake Project” es un atractivo desafío intelectual, lleno de interpretaciones y sentidos. Gracias Bruce por ofrecernos un disco tan insuperable. Con “The Mandrake Project” hemos sido capturados por la muerte, pero no estamos encarcelados (“Morte capti, no cardecere”). Es probable que, en una primera escucha, el álbum no sea lo que pensábamos, puesto que está muy alejado de lo que Bruce Dickinson nos había acostumbrado en sus otros trabajos o en IRON MAIDEN. Con todo, las siguientes escuchas dan mucha más profundidad y significado a lo que es el disco, percibiendo la globalidad de la historia que se nos está narrando: un viaje iniciático de un alma errante, que busca a Dios, cae en el infierno y hallará el amor inmortal.

Jordy Stanley
06/03/2024

03/06/2023
Ruock en Ruoll Tales #3
02/05/2023
Ruock en Ruoll Tales #2
20/05/2022
Verónica
06/05/2022
Alicia Cortés
10/06/2021
Noemí
04/06/2021
Patricia Pons
27/05/2021
Bárbara Black
08/05/2021
Roxana Restepo
27/04/2021
Elba Blanco
12/03/2021
Mireia Fontarrosa




Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /web/htdocs/www.satanarise.com/home/sources/ob_page.php on line 1198
Inicio Noticias Críticas Conciertos Crónicas Entrevistas Satan Arise
Licencia Creative Commons
Satan Arise por www.satanarise.com se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.