SatanArise en Facebook
Crítiques, reviews, novetats de metal, discos, crítica i tracklist - Satan Arise

Suscríbete aquí!


Krápula Infierno AB/CD (Terrassa)

Kabrönes + Dragonfly + Jaleo Auditorio Julio Iglesias (Benidorm)

Prehistoric War Cult + Bloodsoaked Necrovoid + Opositor + Trollcave Sala Los Trecers (Sant Adrià del Besós)

Heavy Pettin Silikona (Madrid)

Alestorm + Saurom + Stratovarius + Rata Blanca + Wind Rose + Tyr + Equilibrium + El Reno Renardo + Kalmah + Ars Amandi + Eihwar + Linkoln Park + Oceans Ate Alaska + Brian Downey + Evil Invaders Zona polideportiva (Villena)

The Slavers + Motörhits + Black Torth Grin Salamandra (L'Hospitalet (Bcn))

Opera Magna - Heroica (2024)

Opera Magna - Heroica
Opera Magna logo
España

Heroica

Symphonic Power Metal
On Fire
2024


Temas

1. Obertura 1895
2. El momento y la eternidad
3. Volver
4. La muerte de un poeta
5. Aquello que importa
6. Heroica
7. Historia
8. La mitad del cielo
9. Hannibal ad Portas
10. Que el amor, la vida y la muerte así te encuentren
11. Si este mundo ya no es nuestro

Formación

Guitarras: F. Javier Nula
Guitarras: Enrique Mompó
Bajo: Alejandro Penella
Voces: Jose Vicente Broseta
Teclados: Nacho Sánchez Soler
--
Batería: Adrián Perales

Crítica

Los valencianos Opera Magna están de vuelta tras cinco años con nuevas canciones llenas de epicidad, velocidad y sobre todo de un gusto exquisito y magistral. Tras la alabada trilogía en EP, en la que demostraron su mayor potencial a la hora de crear himnos, y con una madurez más que palpable, algo que corría (o no) en su contra, pues difícil sería de superar semejante labor que hicieron en “Del amor y otros demonios”, nos traen nuevo material que no se queda corto, con elementos marca de casa y con otros sorprendentemente menos explotados.

Y es que, queridos lectores, estamos ante una de las bandas más importantes en el género del Power Metal sinfónico de España y que se han abierto camino en Latino América. En cuanto a la formación que ha grabado el disco, cabe mencionar que, tras la salida de Adrián Romero a los parches, el que se ha encargado de las ráfagas de bombos y otros tecnicismos, ha sido Adrián Perales (In Mute, Bloodhunter...), el resto de la formación afortunadamente se mantiene igual. Tanto Javier Nula, todo un talento en la guitarra con sus solos imposibles, el carisma de Enrique Mompó a la otra guitarra (composición, producción, arreglos..), Alejandro Penella con su virtuosismo al bajo así como el “Michael Pinella” a los teclados, Nacho Sánchez, y a la voz que impregna más de magia a las composiciones, no es otro que José Vicente Broseta con su registro peculiar y los agudos estratosféricos que con su gracia imprime un trabajo solemne en el presente disco (como si fuera esto novedad..).

Publicado en 1 de marzo bajo el sello On Fire Records, con una duración de 43 minutos, once cortes y con portada magistral de Fernando Nanderas, la presente obra nos arroja una producción exquisita donde se nota un cuidado especial (mucho más de lo habitual) en los detalles, sobre todo en los orquestales y con una batería potente que le da más cuerpo a las composiciones.

El disco empieza con una intro orquestal titulada “Obertura 1895”, que nos viene a presentar una parte de lo que nos vamos a encontrar durante toda la obra (esta vez no es conceptual), es decir, orquestaciones cinematográficas (con el añadido de coros de monjes gregorianos) y la aportación de la banda con una batería muy marcada y los riffs de guitarra acompañando la música. Una intro ideal que nos invita a sentarnos y escuchar atentamente el resto del disco.

El final épico de la intro nos sumerge en el primer corte propiamente dicho titulado “El momento y la eternidad”. Una canción 100% de power metal sinfónico marca de la casa (aunque con matices), a doble bombo y una orquestación sublime. La ráfaga del comienzo muy melódica nos lleva a una calma donde el protagonista es José Broseta que está a un nivel excelente. La canción navega entre tempos más pausados y la velocidad, sobre todo en su estribillo, muy melódico y complejo. La parte instrumental es de quitarse el sombrero, donde la velocidad de la guitarra de Javier Nula y los teclados de Nacho dan una lección de que el virtuosismo y el buen hacer no están reñidos. La canción termina de forma grandilocuente. En cuanto a las letras, algo que va a ser tónica del disco, para nada se pueden leer de forma literal, por lo que cada uno puede interpretar de forma diferente cada canción. Y con este primer tema, nos podemos dar cuenta de que son Opera Magna, pero con un sonido mucho más maduro sin que pierdan la identidad.

“Volver”, que fue una de las canciones de presentación del disco, nos sorprende por su novedad en el estilo del grupo, aunque indiscutiblemente suena a ellos. Una canción con aires “folkies”, que empieza con una melodía de José muy emotiva y explota con el sonido de una gaita y las orquestaciones pertinentes. Es un medio tiempo muy profundo tanto en la música como en la letra que quizá trata sobre la causalidad de los acontecimientos y de volver siempre a casa, por lo que las circunstancias de la vida no ocurren por coincidencias, sino por una concatenación de hechos. Es una canción algo diferente a lo que venían haciendo pero que aporta una faceta nueva que gustará mucho por la emotividad que desprende.

El siguiente corte de nombre “La muerte de un poeta”, fue la primera canción presentación del disco que la mayoría de la gente ya la conocerá y que, para un presente, ya se ha convertido en un clásico, ya que contiene todos los elementos clásicos de la banda. Tras una intro orquestal y un ritmo pausado de guitarras y batería junto a unos cantos folklores, nos lleva a una potente canción con un riff muy marcado que acompaña la batería. El dramatismo que plasma Broseta en la canción es de cátedra, así como la misma canción dándole más importancia al mensaje dedicada en especial a Federico García Lorca. El estribillo es muy pegadizo a doble bombo, ideal para los conciertos para cantar a pleno pulmón y que de seguro se convertirá en una de las favoritas del disco, aunque el nivel de todas las canciones es muy alto.

Con más ganas de sorprender, los “Magnos” nos sorprenden con una versión de Ennio Morricone la que han hecho suya. Se trata de una adaptación al tema original muy emotiva y profunda, donde el principal protagonista es José Broseta con una interpretación soberbia que eriza los pelos y es que “Aquello que importa” es una canción que aporta un poco de calma al disco y que hace mucho más agradable la escucha del disco completo. Quizá en directo quedaría ideal para un momento de relax y para cantar.

Le toca el turno al título homónimo del disco, otra joya más y uno de los puntos álgidos de todo el plástico (reitero que en general todos los temas son de una calidad sobresaliente), quizá porque puede recordar al estilo más habitual del grupo. El tema empieza con una orquesta misteriosa que desencadena en una melodía más feliz, muy cinematográfica que a mí, personalmente, me recuerda a las canciones más felices del grupo “Épica” (y es que las similitudes entre ambas bandas en determinados aspectos es más que notable). Estamos ante una canción muy llamativa que nos transmite grandilocuencia a un ritmo entrecortado muy marcado y de nuevo con un Broseta en estado de gracia. En cuanto al estribillo podríamos decir que es uno de los más épicos que han escrito y junto a la letra, hace justicia a la tierra en la que vivimos. Dicho de otra forma, el título de la canción hace justicia a lo que vamos a escuchar y de seguro se tornara en una de las favoritas, no sólo del disco sino de toda su discografía.

Y de nuevo nos topamos ante otra sorpresa más y la canción más folkie de todo el disco, que nos puede recordar a las mejores canciones en los nuevos tiempos de “Nightwish”. “Historia” no es otra cosa que sobresaliente a la vez que sorprendente, tanto es así que seguro se convertirá en un clásico del grupo indispensable en sus directos y que, por cierto, fue también tema de presentación. Tanto esas melodías folks, como el estribillo pegajoso, hacen de este tema algo muy a destacar.

Un tema que puede servir de interludio por su corta duración (1´41 min) a forma de “nana” de nombre “La mitad del cielo”, con una interpretación de Broseta (otra vez) que enamora, plasmando una delicadeza y emotividad fuera de lo común. Todo en su conjunto nos da un breve respiro para el siguiente tema titulado “Hannibal ad portas” (expresión sinónimo de tragedia y derrota) que sí podríamos decir es más marca de la casa, aunque de nuevo, con matices, ya que la teatralidad que refleja tanto en la interpretación musical como en especial la de Broseta, convierten este tema en una composición a lo “Tim Burton” (como hicieron en su día con la canción de Pesadilla antes de Navidad) y que acompaña perfectamente a la letra, tan dramática como cinematográfica. La lucha entre teclado y guitarra, aunque breve, aportan a la canción más dramatismo si cabe y, de nuevo otro punto clave en el conjunto del disco.

La recta final del disco nos presenta dos temas totalmente antagónicos entre ellos, pero no por ello inteligentemente elegidos para dar el broche de oro a tal semejante trabajo. El primero titulado “Que el amor, la vida y la muerte así te encuentren” (título largo e inusual) es el tema más power metalero del plástico que seguro será el favorito de los fans que empezaron a escuchar al grupo en sus incios. Estamos ante un tema puramente veloz, al mejor estilo “Helloween” con el aliciente de las orquestaciones, que contiene todos los ingredientes para hacer de este tema uno de los mejores temas power de toda su carrera, pues tanto las melodías de las guitarras, como la velocidad en la batería y, ante todo, su estribillo feliz, muy pegadizo, así lo atestiguan. Mucha atención en la parte instrumental de nuevo con la batalla entre guitarra y teclados de vértigo, que nos demuestran el gusto que tienen a la hora de componer partes rápidas que a su vez son muy melódicas y progresivas. Un tema de diez y de nuevo, otro punto álgido en el disco.

Y para finalizar, una canción netamente orquestal muy profunda titulada “Si este mundo ya no es nuestro” donde la orquesta, el teclado y la voz de Broseta son protagonistas. Nos transmite emotividad y épica a la par que eriza la piel. Considero que es un buen tema para finalizar este viaje entre temas potentes y otros más tranquilos que aporta la guinda al pastel con un cierre “Heroico”.

Para concluir, podemos asegurar que estamos ante la obra más madura y sorprendente de los valencianos, entre otros motivos porque tal vez nos esperábamos un tema de larga duración pero que, por otra parte, nos han querido ofrecer algo fuera de lo común que se hace corto, por lo que te deja con ganas de más y de darle otra vez al “play”. Y por todos estos motivos creo que debo darle al disco un 9,5 y añadir que es posible que este disco les haga subir un peldaño más, demostrando que no han llegado al tope a nivel compositivo. Un disco totalmente aconsejable y grandilocuente que tal vez traiga nuevos fans a la banda.

AlSmith
04/04/2024

03/06/2023
Ruock en Ruoll Tales #3
02/05/2023
Ruock en Ruoll Tales #2
20/05/2022
Verónica
06/05/2022
Alicia Cortés
10/06/2021
Noemí
04/06/2021
Patricia Pons
27/05/2021
Bárbara Black
08/05/2021
Roxana Restepo
27/04/2021
Elba Blanco
12/03/2021
Mireia Fontarrosa




Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /web/htdocs/www.satanarise.com/home/sources/ob_page.php on line 1198
Inicio Noticias Críticas Conciertos Crónicas Entrevistas Satan Arise
Licencia Creative Commons
Satan Arise por www.satanarise.com se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.