SatanArise en Facebook
Crítiques, reviews, novetats de metal, discos, crítica i tracklist - Satan Arise
Canal de Youtube de Satan Arise Satan Arise Twitter Satan Arise Facebook

Serious Black Acapulco (Gijón)

Bonded Utopía (Zaragoza)

Eternal Idol + Knights of Blood Silikona (Madrid)

SDI Forum Celticum (A Corunha)

Serious Black Master (Vigo)

Ayreon - The Theory of Everything (2013)

Ayreon - The Theory of Everything
Ayreon logo
Holanda

The Theory of Everything

Progressive Metal
InsideOut Music
2013


Temas

Disc 1
1. Prologue: The Blackboard 01:55
2. The Theory of Everything Part 1 03:01
3. Patterns 01:03
4. The Prodigy's World 01:31
5. The Teacher's Discovery 02:58
6. Love and Envy 02:39
7. Progressive Waves 03:16
8. The Gift 02:38
9. The Eleventh Dimension 01:46
10. Inertia 00:45
11. The Theory of Everything Part 2 01:50
12. The Consultation 03:49
13. Diagnosis 02:48
14. The Argument 1 00:24
15. The Rival's Dilemma 02:22
16. Surface Tension 00:57
17. A Reason to Live 00:45
18. Potential 03:14
19. Quantum Chaos 02:09
20. Dark Medicine 01:23
21. Alive! 02:29
22. The Prediction 01:05

Disc 2
1. Fluctuations 01:01
2. Transformations 03:13
3. Collision 03:26
4. Side Effects 02:59
5. Frequency Modulation 01:44
6. Magnetism 03:54
7. Quid pro quo 03:09
8. String Theory 01:29
9. Fortune? 01:36
10. Mirror of Dreams 02:30
11. The Lighthouse 03:16
12. The Argument 2 00:49
13. The Parting 03:27
14. The Visitation 03:27
15. The Breakthrough 02:00
16. The Note 01:11
17. The Uncertainty Principle 02:09
18. Dark Energy 00:44
19. The Theory of Everything Part 3 01:29
20. The Blackboard (Reprise) 01:13

Formación

Voces: JB,Sara Squadrani, Michael Mills, Cristina Scabbia, Tommy Karevik, Marko Hietala, John Wetton
Teclados: Rick Wakeman
Teclados: Keith Emerson
Teclados: Jordan Rudess
Guitarra: Steve Hackett
Gaita, flauta: Troy Donockley
Bajo, mandolina, guitarra, teclados: Arjen Anthony Lucassen
Batería: Ed Warby

Crítica

A pesar de que en su día dijo que no sacaría nuevos proyectos con Ayreon, el holandés Arjen Anthony Lucassen se luce con una nueva obra llamada “La teoría del todo”. Este concepto nace de la popular homónima teoría que explica y conecta todos los fenómenos físicos conocidos.

Cabe destacar la creatividad que tiene este hombre ante sus composiciones y conceptos. No puedo evitar señalar una de sus obras que me cautivó y que sigo escuchando a menudo: The Human Equation, con James Labrie (Dream Theater) como protagonista de la historia de un personaje que al quedar en coma después de un accidente tendrá que enfrentarse a todos sus emociones interiores y traumas sin resolver.

Pero centrémonos en este octavo disco. En este caso tenemos como artistas invitados a Tommy Karevik (Kamelot), a Cristina Scabbia (Lacuna Coil), a Marco Hietala (Nightwish), a John Wetton (Asia), a Sara Squadrani (Ancientbards), a Michael Mills (Toehider) y a JB Christofersson (Grand Magus). Este comando de cantantes profesionales del mundo del metal dará vida a una chica (The girl), una madre, un padre, un psiquiatra y un profesor entre otros personajes. A los instrumentos se nos suman Jordan Rudess (Dream Theater), Rick Wakeman (YES) y Keith Emerson (Emerson) a los teclados; Ed Warby a la batería; Steve Hackett (Genesis) a la guitarra solista y Troy Donockley (Nightwish) a los vientos.

La obra se compone de cuatro capítulos o fases de unos 22 minutos de duración cada una, siendo un total de 42 pistas, casi nada. Veamos cada uno de ellos por separado:

La primera fase, Singularity, es donde se percibe la marca Ayreon. Una introducción que pone los pelos de punta, una melodía principal pegadiza con tintes folk, rollos árabes, teclados con sonidos electrónicos, atmosferas, y solos powermetaleros. No me alargaré más: Caña pura. Canción ideal para adentrarse en esta novela.

La segunda fase, Symmetry, se caracteriza por unos medios tiempos, un aire más oscuro y enigmático, con mucho ritmo guitarrero y contando con más protagonismo a las voces en conjunto como si de un teatro musical se tratara donde los artistas van replicándose entre ellos. Quizás de los cuatro capítulos es en el que he encontrado menos interés musical (por rizar el rizo). Digamos que no llega a sorprender demasiado en comparación con los otros, abusando un poco de la repetición de fraseos. Pero con la variedad que hay, es difícil juzgar de manera general un tema que dura 21 minutos y medio, ya que siempre habrá partes que gustarán más que otras, es de cajón.

La tercera fase, Entanglement, comienza con unos teclados y una flauta presagiando melancolía dando paso a una melodía de tonalidades árabes a medios tiempos. Es un capítulo donde resalta el dramatismo y muchos sintes, dejando a un lado el optimismo de la música folk. Se nota la seriedad que va tomando el álbum, de una primera suite variada, fácil de entrar en el inconsciente, a unos versos más poéticos e intensos. Se nota que Arjen domina el complejo psicológico que ofrece la música para reconducirlo a su gusto y provocar una montaña rusa de sensaciones en el oyente para producir X objetivos. Tralla cuando se necesita tralla, feeling cuando se necesita feeling, y así con cada característica de este álbum. Este hecho hace que no resulte demasiado pesado escuchar más de una hora y veinte minutos de disco conceptual.

Finalmente tenemos la última fase, Unification. Empieza con unos ritmos acústicos y una voz femenina; un rollo trovador que se agradece en este punto del disco y que refleja una próxima culminación de la obra. El tema va cogiendo pesadez de guitarras, aceleración del tempo, tonalidades menores y voces que se lamentan. Recoge pasajes de cortes anteriores para completar y reunificar el concepto de la teoría del todo. En esta fase hay más de una sorpresa que aparece sin venir a cuento, donde Arjen pone toda la carne en el asador y juega con diferentes estilos y variantes musicales. La historia acaba con la melodía principal usada en Singularity, subiéndola unos tonos y apoyándose en las voces de los protagonistas para terminar con el fraseo inicial de la novela acompañado por un violoncelo y sonidos ambientales. Recurso típico que el autor utiliza en las outros de sus composiciones conceptuales.

En conclusión: un juego de puro metal progresivo, mezclado con melodías folk y toques electrónicos, es lo que nos ofrece esta teoría del todo. Musicalmente puede costar de entrar a la primera pero es uno de esos discos que hay que escucharlos detenidamente, catando cada acorde, cada cambio de ritmo, los enlaces de sus melodías y el talento de los artistas que lo componen. Y si podemos tener la letra delante e intentar entenderla mejor que mejor. Especial mención a Hietala y a Cristina, sublimes en todos los aspectos. Recomiendo que este álbum no se escuche de una tirada, pues cuando hayan pasado veinte minutos acabaremos algo cansados. Se trata de un álbum que se ha de disfrutar como si fuera un libro; un poco cada cierto tiempo.

Aunque desconozco si el mundo de Ayreon termina con este octavo trabajo, es indudable que estamos ante su obra más ambiciosa y madura (aunque no la mejor), y solamente por la capacidad creativa que tiene el señor Arjen (y que ya nos gustaría tener a muchos músicos) no puedo poner menos de un 8.5 a esta novela musical.

Caleb
29/11/2013

17/09/2020
Mireia Farre
09/09/2020
Rebeca Monton
22/06/2020
Lu Ponyo
15/06/2020
Paloma Azahara
21/05/2020
Lady Morte
15/05/2020
Susan Power
30/04/2020
Elisa C. Martín
24/04/2020
Marta Sacri
16/04/2020
Queenie (María)
20/03/2020
Paty Delas



Inicio Noticias Críticas Conciertos Crónicas Entrevistas Satan Arise
Licencia Creative Commons
Satan Arise por www.satanarise.com se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.